2020

La elefante Shani y su enérgico hijo Jomo emprendieron un épico viaje con su manada, recorriendo cientos de kilómetros a través del vasto desierto de Kalahari desde el delta de Okavango hasta el río Zambezi. Dirigidos por su matriarca, Gaia, la familia enfrenta el calor brutal, recursos cada vez más escasos y persistentes depredadores, mientras siguen los pasos de sus antepasados ​​en espera de poder llegar al paraíso.

Elefante

La elefante Shani y su enérgico hijo Jomo emprendieron un épico viaje con su manada, recorriendo cientos de kilómetros a través del vasto desierto de Kalahari desde el delta de Okavango hasta el río Zambezi. tal como lo hicieron innumerables generaciones de sus antepasados ​. Shani y su familia don de los últimos elefantes en el planeta que realizar estas largas migraciones. Es la madre de Jomo, de un año y de ojos grandes, que aún no ha experimentado una migración, y a los 40 años, es la segunda en la línea de sucesión matriarca de la manda, un puesto que ahora ocupa su hermana mayor, Gaia. La manada de Gaia se encuentra entre innumerables especies - desde hipopótamos hasta lechwe y babuinos - que dependen del agua que fluye desde las montañas y transforma el corazón del desierto en un oasis verde conocido como el delta de Okavango. Pero la temporada húmeda está por terminar y habrá un éxodo masivo. Nada en la Tierra es más valioso para la vida que el agua. Y quizás esto es más evidente en el desierto de Kalahari en el sur de África, uno de los lugares más secos del planeta. El agua se seca y el paraíso pronto se convertirá en polvo a medida que el delta se transforme en una serie de pozos que desaparecerán. Gaia sabe que debe cruzar con su manada el caluroso desierto de Kalahari, antes de que se sequen los pozos de agua restantes. El éxito de la manada dependerá de su experiencia y sabiduría, que se ha transmitido de generación a generación. Como implica el dicho "un elefante nunca olvida", estos enormes mamíferos tienen una profunda conexión con su pasado. Gaia llevará a su familia por antiguos senderos de elefantes: la familia necesitará desesperadamente de los pozos de agua para cruzar el vasto desierto. En el camino, buscarán alimento de fuentes como hojas de mopane y árboles de baobab que almacenan el agua de lluvia. A medida que se acercan a su destino, la manada debe cruzar el poderoso río Zambezi para llegar al refugio seguro que buscaban. Deben entrar a las aguas poco profundas, donde los cocodrilos podrían atacar a las crías de elefante como Jomo, y deben luchar contra una feroz corriente que podría dirigirlos a la cascada más grande del mundo, Catarata Victoria. Afortunadamente, la manada tiene la fuerza y ​​la resistencia para lograrlo y puede descansar mientras disfruta de agua ilimitada y todas las nueces de palma que pueden recolectar de los árboles. Pero en unos meses, la comida escasea y el agua comienza su viaje de regreso al delta de Okavango. La familia debe atravesar las salvajes tierras de África, una vez más. El viaje de vuelta al delta no será una tarea fácil, ya que las aguas de la inundación angoleñas llegan antes este año y la manada deberá viajar rápido. Sin embargo, sus lazos emocionales son tan fuertes como los que tienen los humanos y la fuerza de la familia los ha traído hasta aquí. Juntos, Gaia, Shani, Jomo y su familia se atreven a tomar la ruta más corta… a través del territorio de los leones.

Fecha de estreno:

2020