En este thriller psicológico, la detective Anna Manni se desmaya en la Galería Uffizi bajo el poder hipnótico de un cuadro. Es rescatada por un joven, que resulta ser el psicópata que ella busca. Tras sufrir varios ataques horribles, Anna consigue detener al asesino. Parece que el caso está resuelto, pero los asesinatos continúan cuando el mal comienza a introducirse en Anna.

La sindrome di Stendhal

Inspirada en la novela de Graziella Magherini. Anna Manni se encuentra en la Galería Uffizi de Florencia y, tras contemplar las obras de arte, experimenta inexplicables alucinaciones hasta que se desmaya. Un joven la rescata y le paga el taxi hasta el hotel. Anna trata de ordenar sus pensamientos y recuerda que es una policía tras la pista de un violador en serie. Descubre que Alfredo, el hombre que la ayudó en la Galería, es el maníaco homicida que está buscando. Alfredo se presenta en su habitación, la viola y, tras matar a otra víctima delante de ella, se marcha. Anna, en estado de shock, recurre a los cuidados de un psicólogo que le diagnostica síndrome de Stendhal, una sensibilidad morbosa hacia las obras de arte. Por consejo médico, se instala con su familia en Viterbo, pero es secuestrada, violada de nuevo y encarcelada en una tumba etrusca. Por suerte, consigue liberarse y, tras una sangrienta lucha cuerpo a cuerpo, arroja al asesino a un río. El cuerpo del asesino desaparece en las aguas, pero su alma emigra a Anna. Poseída por el mal, Anna matará a todo aquel que se interponga en su camino, incluso al joven francés con el que tiene una aventura, a su médico y a su colega Marco.

Fecha de estreno:

1996