¿Se puede tener pasión por alguien a quien odias? Giulio y Nina son opuestos: él es insensible, arrogante, e indiferente a la política, mientras que ella es una idealista inflexible de izquierda que lucha por un mundo mejor. Es odio a primera vista, pero la línea es delgada entre el amor y el odio, y la pasión cambiará sus vidas.

Passione Sinistra

La única regla de la pasión es que para la pasión no hay reglas. Basada en la novela de Chiara Gamberale, Una Passione Sinistra, la película es una comedia levemente irónica que muestra la fuerza subversiva de la pasión, y cómo el corazón y la razón raramente se llevan bien. Nina vive de su pasión por la política. Una idealista inflexible de izquierda que cree en lo que hace y está convencida de tener que luchar por un mundo mejor. Ella vive con Bernardo, un joven intelectual y escritor novato, alguien que parece estar destinado a ser un joven talento prometedor para siempre. El opuesto de Giulio, vástago de una dinastía de negocios millonarios, y la persona más arrogante y despreocupada. Alguien a quien no le interesa un mundo mejor. No es de extrañar que su novia, Simonetta, sea una rubia despampanante a quien le cuestan las reglas simples de gramática. Nina y Giulio se conocen por casualidad, y es odio a primera vista. Él es el tipo de hombre que Nina siempre ha odiado. Ella es el tipo de mujer que Giulio siempre ha ignorado. Mundos distintos, formas de pensar distintas, ideales distintos (o la falta de ellos). Pero el límite entre el amor y el odio puede ser cambiante, y no se requiere de mucho para sacudir a dos parejas que parecían ser muy estables. Ya que cuando aparece la pasión arrolladora (una pasión inquietante, una pasión… ¡siniestra!), todo lo que parecía seguro queda de lado, y cada una de sus diferencias desaparece, cambiando sus vidas por completo. Pero ¿realmente no hay reglas en el amor? Nina y Giulio no conocen la respuesta, pero claramente nada los detendrá hasta averiguarlo.

Fecha de estreno:

2013