1987

Una comedia surrealista e hilarante de Troisi y Benigni. 1984, Florencia. Saverio, un maestro de primaria, y Mario, el conserje, viajan en el tiempo de forma inexplicable al año 1492. Llevan a cabo una serie de escenas inolvidables: la carta para Savonarola, la escena en la aduana y el encuentro con Leonardo da Vinci.

Solo resta llorar

Una comedia surrealista escrita, dirigida e interpretada por Massimo Troisi y Roberto Benigni. Un hito en la comedia italiana con un dúo único que interpreta una serie de escenas cómicas. Saverio, un maestro de primaria, y Mario, el conserje, se van de viaje por carretera y se detienen en una intersección de ferrocarriles. Para evitar la larga espera, toman una calle paralela. En vez de eso, quedan perdidos en el medio del campo en una severa tormenta y se refugian en una posada local. Por un extraño giro del destino, al día siguiente, Mario y Saverio son enviados de vuelta a “los años 1400, casi 1500”. A pesar de la confusión inicial, con mucha torpeza, intentan adaptarse al estilo de vida del Renacimiento y se entremezclan con la sociedad de la época, experimentando situaciones surrealistas el monje le grita a Mario que “¡recuerde que morirán!”, Mario y Saverio le escriben una carta a Savonarola, Mario intenta ganarse el corazón de la chica local más rica al decirle que él es compositor. Al darse cuenta de en qué época se encuentran, Saverio incluso intenta detener la partida de Colón para evitar el descubrimiento de América y, así, salvar a la humanidad –y a su hermana Gabriellina, en particular– de los estadounidenses. En el camino, se encuentran con Leonardo da Vinci, a quien Mario y Saverio intentan anticiparle los descubrimientos científicos. Cuando llegan a Palos, ya es demasiado tarde, pues Colón ya ha partido. Mientras regresan, detectan vapor saliendo de una locomotora. Saverio y Mario, llenos de emoción al creer que podrían volver a su país, pronto caen en la realidad y se dan cuenta de que Leonardo da Vinci, quien ha atesorado sus enseñanzas, inventó la locomotora. Al final, “solo resta llorar”.

Fecha de estreno:

1987