En 1981, Marcus Dupree era el estudiante de último año de secundaria más codiciado del país, pero su corta carrera en el fútbol americano universitario estuvo plagada de expectativas descomunales, controversias, lesiones y conflictos.

The Best That Never Was

En 1981, el reclutamiento de atletas universitarios cambió para siempre cuando una docena de programas de fútbol americano importantes esperaban la decisión de un corredor de secundaria dotado de un físico poderoso y veloz como un rayo. Su nombre era Marcus Dupree. Mientras se encaminaba a eclipsar el récord de Herschel Walker por la mayor cantidad de touchdowns en la historia de la escuela secundaria, Dupree atrajo reclutadores de escuelas en todas las conferencias importantes a su ciudad natal de Filadelfia, Misisipi. Más de una década después de ser un punto álgido en la lucha por los derechos civiles, Filadelfia volvió a ser el centro de atención nacional. Dupree tomó la atención con calma y se comprometió con Oklahoma. Lo que siguió, sin embargo, fue una carrera universitaria poco memorable, una que estuvo plagada de conflictos, lesiones y expectativas sobredimensionadas. Jonathan Hock, ganador del premio Emmy en ocho oportunidades, examinó por qué esta estrella se consumió siendo aún muy joven y cómo finalmente utilizó el fútbol americano para redimirse.

Fecha de estreno:

2010