¿Qué pasaría si ganaras la lotería, pero no pudieras reclamar el premio porque todo el mundo sabría que eres cliente habitual del burdel del pueblo? Esto es lo que ocurrió en Villaviciosa de al Lado. El boleto de lotería premiado procede del club de striptease Momentos, donde las ganancias se dividieron en participaciones para repartirlas entre los asiduos.

Villaviciosa de al Lado

Todo el mundo ha soñado con ganar la lotería. Todos hemos fantaseado con lo que haríamos si nos hiciéramos ricos de la noche a la mañana: sustituir nuestro modesto auto por un lujoso descapotable, mudarnos de nuestro minúsculo piso a una enorme villa con piscina y cancha de tenis... o simplemente cantarle las cuarenta a nuestro jefe. Pero ¿y si ese sueño se hiciera realidad? ¿Y si ganaras la lotería, si encontraras la solución a todos tus problemas, pero no pudieras reclamar el premio porque, si lo hicieras, todo el mundo sabría que eres cliente habitual del burdel del pueblo? Esto es exactamente lo que ocurrió en Villaviciosa de al Lado, un pequeño y tranquilo pueblo donde las cosas nunca son tan fáciles como parecen, ya que hasta la rosa más bonita tiene espinas. La espina en la carne de Villaviciosa es el club de striptease Momentos, donde se compró el boleto ganador y se dividió en acciones para repartirlas entre los asiduos. Deben elegir: ser millonarios, pero también ser tachados de canallas, o quedarse sin dinero y mantener su honor intacto. Este dilema convierte el sueño en una pesadilla. Algunas secuencias o patrones de luces intermitentes pueden afectar a espectadores fotosensibles.

Fecha de estreno:

2016