1988

¿Quién podría estar más desesperado que un esclavo lamentando sus cadenas? Reímos amargamente en el sexto capítulo de las aventuras de Fantozzi, dirigido por Neri Parenti. El contable Ugo, ahora jubilado, no sabe cómo usar su tiempo libre y termina buscando y hallando la forma de regresar al trabajo. Las humillaciones y burlas culminan en un robo sistemático mientras retira su pensión.

Fantozzi va in Pensione

"Mañana comienza una vida nueva para nosotros". Por primera vez, el marco de la película no es la oficina, sino la exploración de la vida familiar y la relación de Fantozzi con su esposa Pina. Tras alcanzar la jubilación junto a algunos de sus compañeros, como el perito Filini y la señorita Silvano, la vida se vuelve aburrida e indiferente para el contable más desafortunado de Italia, que lo intenta todo para no aburrirse, pero siempre se topa con decepciones. Acompaña a su mujer Pina al mercado y regresa a casa con media res. Va con su esposa al cine, pero por error acaba viendo Le casalingue, una película erótica. Incluso adopta un aterrador perro de lucha, el nuevo guardián de la casa, que ahuyenta a unos ladrones que intentan robarle. También hay un viaje tragicómico a la INPS (la institución italiana del bienestar) organizado por su amigo Filini que, tras 18 horas de viaje en autobús para llegar hasta Venecia, culmina con la visita a las famosas cuevas de Postumia, donde una estalactita cae del techo y golpea a Fantozzi en la cabeza. Cada vez más deprimido y nostálgico por el trabajo, intenta encontrar empleo fingiendo tener 35 años, pero, tras ser descubierto, todo el mundo lo humilla. Su mujer Pina, interpretada por Milena Vukotic, será a lo largo de la película la compañera de aventuras de Fantozzi, que pasará de aburrido a deprimido y terminará suplicando que le devuelvan su empleo en la compañía, descubriendo que sus antiguos compañeros han tomado la misma decisión.

Fecha de estreno:

1988