Jappeloup es una historia real de tenacidad, desobediencia, desilusión, amistad, vínculos familiares, valentía y, finalmente, victoria. Jappeloup fue un caballo al que se consideraba demasiado pequeño para ser campeón. Pierre Durand era un jinete de salto que había perdido la fe en su propio destino.

Jappeloup

Jappeloup era un caballo considerado demasiado pequeño para ser campeón. Pierre Durand era un jinete de salto que había perdido la fe en su propio destino. Juntos, jinete y caballo cabalgaron triunfantes hacia la historia del salto ecuestre. Su relación a veces era tan caótica como el propio salto ecuestre –traición, lealtad y amor incluidos. La pareja sufrió una derrota aplastante en los Juegos Olímpicos de 1984 en Los Ángeles cuando, en plena competición, Jappeloup no quiso saltar un obstáculo y tiró al suelo al jinete. La historia podría haberse acabado ahí con esa humillación pública. Pierre Durand estuvo a punto de retirarse del salto ecuestre y lo habría hecho si no fuese por el apoyo de su mujer y su padre, y la fe inquebrantable del mozo de cuadra Raphaëlle en Jappeloup, un caballo pequeño, pero excepcional. Pierre Durand finalmente volvió de nuevo, se reconcilió con Jappeloup e inició el camino hacia la victoria. Cuatro años después, en Seúl, por fin triunfaron juntos y se hicieron con el oro olímpico. El «pequeño» caballo negro de Pierre Durand está considerado como uno de los mejores caballos de salto de todos los tiempos.

Fecha de estreno:

2013