2000

Esta es la pícara y conmovedora historia del pequeño Crumb, un niño de 10 años. Su pobre madre lo dio en adopción poco después de nacer y su padre se mudó a Estados Unidos para probar suerte allí. Junto con su perro Moor, el pequeño Crumb lleva una vida de aventuras en las calles. Con su humor, sus ganas de vivir y su perseverancia, es capaz de doblegar el mundo a su voluntad.

Kruimeltje

La película se basa en el popular libro infantil holandés de Chris van Abkoude. En un puerto holandés de 1921, vive un niño huérfano de 10 años conocido por todos como el pequeño Crumb (Ruud Feltkamp). Su madre, Lize van Dien (Thekla Reuten), sumida en la pobreza y llena de vergüenza, se vio obligada a entregarlo a la señora Koster (Sacha Bulthuis) poco después de que naciera. La madre adoptiva, la señora Koster, quien lo ha cuidado desde que era un bebé, también es muy pobre y no puede mantenerlo por sí misma. Resulta ser una cruel supervisora que insiste en que Crumb le traiga dinero antes de alimentarlo. De alguna manera, debe ganarse la vida en la calle y solo puede volver a casa una vez haya conseguido suficiente dinero. Crumb se convierte en un golfillo, que roba en las carretas y las tiendas de la calle para mantenerse vivo y duerme en las iglesias o acurrucado en los portales. A veces, tiene que huir de la policía y se ha ganado la enemistad de la mayoría de los adultos de su alrededor. Un perro callejero se convierte en su constante compañero. Un día, la señora Koster muere y, en su lecho de muerte, le entrega al pequeño Crumb un medallón con fotografías de sus padres. A partir de ese momento, el niño lleva el medallón consigo dondequiera que vaya. Wilkes el verdulero (Hugo Haenen) conoce muy bien a la banda callejera y decide llevarse a Crumb a vivir con él. Para sorpresa del niño, el hombre termina sintiendo cierta debilidad por él. Wilkes trabaja en un libro sobre las aventuras que tuvo con su amigo de la infancia y, cuando le muestra al niño una fotografía de este amigo, Crumb se sorprende al ver que el joven es el mismo hombre de la fotografía de su relicario: su padre. Descubre que su nombre es Harry Volker y que se marchó a América para buscar oro hace diez años para ganar fortuna. Crumb es feliz viviendo con Wilkes, pero su alegría desaparece pronto cuando un incendio destruye el puesto del verdulero. El chico vuelve a quedarse sin tutor y es enviado a un orfanato que dirige un hombre mezquino. La vida allí es todo lo contrario a un camino de rosas, pero al menos el pequeño Crumb tiene la esperanza de que un día su padre venga a buscarlo. Mientras tanto, Wilkes empieza a buscar a Harry Volkes. Su madre se ha cambiado el nombre a Vera di Borboni y se ha convertido en una famosa pianista. ¿Le espera un futuro mejor que una vida en la calle?

Fecha de estreno:

2000