1936

Dos cerditos frívolos tocan demasiadas veces el cuerno que se usa para avisar de la llegada del lobo y, al final, el Cerdito Trabajador no les hace caso. El Lobo Feroz y los tres lobitos se llevan a los cerditos, pero el Cerdito Trabajador consigue rescatarlos con el "Pacificador para el lobo".

Los tres lobitos

En esta segunda parte de "Los tres cerditos", los frívolos cerditos tocan el cuerno del Cerdito Trabajador para avisar de la llegada del lobo y lo tocan tantas veces sin que realmente venga el lobo que, al final, el Cerdito Trabajador no acude, pero realmente sí que se los lleva el Lobo Feroz y los tres lobitos. Después de una serie de desgracias y situaciones cómicas, el Cerdito Trabajador consigue salvarlos a tiempo con el "Pacificador para el lobo".

Fecha de estreno:

1936