1997

Nirvana es el nuevo juego que ha creado Jimi, un desarrollador de videojuegos. Unos días antes de su lanzamiento, un virus infecta el videojuego y afecta a su protagonista, Solo, que cobra conciencia. Para Solo, la vida virtual ya no es suficiente y decide que, si no puede ser libre, prefiere no existir.

Nirvana

El día de Nochebuena, Jimi Dini, desarrollador de videojuegos para la empresa Okasama, descubre que un virus ha atacado el código fuente de Nirvana, su última creación, que está a punto de ponerse a la venta. Este virus detona un cambio en el comportamiento de Solo, su protagonista, que cobra conciencia. Solo le pide a Jimi que lo libere del yugo de su existencia ficticia. Jimi responde a su petición y se dirige a los suburbios de la ciudad para acceder a los servidores de Okasama y para encontrar a Lisa, la mujer que lo abandonó y que lleva un año en paradero desconocido. En los multiétnicos barrios de la ciudad, Jimi conoce a Joystick, un astuto pirata informático que sabe moverse por los suburbios de la ciudad. Joystick necesita dinero para arreglar las defectuosas cámaras de sus ojos artificiales y, cuando Jimi le revela que existe una cuenta bancaria secreta, decide ayudarle. Ambos buscarán a Naima, una hacker capaz de burlar las ciberdefensas más sofisticadas. Los tres conseguirán acceder a los servidores de Okasama, transferir el dinero de la cuenta secreta y borrar Nirvana. La seguridad de Okasama atrapa a Jimi, pero Solo ya es libre. Una película de ciencia ficción con Christopher Lambert, Diego Abatantuono y Sergio Rubini, grabada en las antiguas fábricas de Alfa Romeo in Milán.

Fecha de estreno:

1997