1984

Comedia divertida de identidades confundidas con Bud Spencer y Terence Hill. El icónico dúo interpreta papeles dobles, como dos millonarios sofisticados y dos patanes parecidos, contratados para salvar sus vidas. Una película hilarante, llena de escenas divertidas, donde los bastos dobles se dan a la buena comida, a los coches caros, al estilo de vida lujoso y a las inevitables peleas a puñetazos.

Non c'è due senza quattro

Otra comedia de errores centrada en las identidades confundidas. La película está ambientada en el exótico Río de Janeiro, con el icónico tema musical de Franco Micalizzi. Bud Spencer y Terence Hill interpretan el papel de dos primos brasileños ricos, sofisticados y de voz suave, llamados Antonio y Sebastiano Coimbra. Los dos primos contratan a dos dobles por un millón de dólares a la semana para engañar a unos sicarios contratados para matarlos. El saxofonista Greg, que a menudo tiene problemas con la ley, y el especialista Elliot son los dobles perfectos de los Coimbra, pero sus completos opuestos: dos tipos duros que usan un lenguaje grosero y un comportamiento rudo. Esta película está llena de momentos divertidos: la escena del desayuno en la villa de lujo, el amor no tan platónico entre el clon de Sebastiano y Olimpia, la humorística sesión de doble terapia de Antonio y el dúo Spencer-Hill golpeando a los malos. Greg y Elliot no van a dejar que los malos ganen y, después de una enorme y memorable pelea, donde ellos y sus tímidos equivalentes se unen para luchar contra sus enemigos, lograrán finalmente averiguar quién está detrás de los intentos de asesinato. Al final de la película, los primos se vuelven millonarios y los esnobs Antonio y Sebastiano Coimbra terminarán influenciados por el comportamiento grosero y tosco.

Fecha de estreno:

1984