2015

Es conocida la historia de una de las mayores sorpresas en el mundo del deporte, ¿no? En Lake Placid, Nueva York, una banda de universitarios estadounidenses dejó a cuadros al gran equipo soviético al ganar la ronda de medallas de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1980. Los estadounidenses creyeron en los milagros esa noche, y cuando el equipo ganó la medalla de oro después, pasó a la historia.

Of Miracles and Men

Es conocida la historia de una de las mayores sorpresas en el mundo del deporte, ¿no? En Lake Placid, Nueva York, una valiente banda de universitarios estadounidenses dejó a cuadros al alabado equipo soviético al ganarles por 4 a 3 en la ronda de medallas de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1980. Los estadounidenses creyeron en los milagros esa noche, y cuando el equipo de EE. UU. ganó la medalla de oro dos días después, pasó a la historia. Pero hay otra versión del "milagro sobre hielo". Los llamados chicos malos del equipo adversario ideológico de los estadounidenses eran en realidad buenas personas y jugadores destacables. Formaron el gran equipo Big Red Machine gracias a la pasión y genio de Anatoli Tarasov. Había un motivo por el que parecían imbatibles, sobre todo después de derrotar a los estadounidenses en una exhibición una semana antes de que empezaran los Juegos Olímpicos de Invierno. Además, sentían cierta vergüenza de tener que vivir el resto de su vida con los resultados de aquel 22 de febrero del 1980. En el documental de 30 for 30, Of Miracles and Men, el director Jonathan Hock (The Best That Never Was y Survive and Advance) nos enseña el "milagro sobre hielo" según el punto de vista de los soviéticos. Su enfoque en el juego en sí nos da una perspectiva fresca y renueva el suspense. Pero el recorrido del deslumbrante equipo soviético no empieza, ni acaba, en Lake Placid.

Fecha de estreno:

2015