El gánster Henry Hill, tristemente célebre por la película “Uno de los nuestros”, ayudó a amañar partidos de baloncesto universitario. Esta es una historia de avaricia, traición y ajustes de cuentas.

Playing for the Mob

¿Qué ocurre al combinar “Uno de los nuestros” con el baloncesto universitario? Pues que el resultado es “Jugando para la mafia”, la historia de cómo el gánster Henry Hill (interpretado por Ray Liotta en el clásico de Martin Scorsese de 1990) ayudó a amañar partidos de baloncesto del equipo de la Universidad de Boston durante la temporada 1978-79. Los detalles de este escándalo de manipulación de puntos se revelan por primera vez en un documental a través del testimonio de los jugadores, los investigadores federales y los amañadores auténticos, incluido Hill, que falleció poco después de ser entrevistado. “Jugando para la mafia” puede estar ambientado en el mundo aparentemente dorado del baloncesto universitario, pero, al igual que “Uno de los nuestros”, es una historia de avaricia, traición y ajustes de cuentas. En el fondo, ambas producciones comparten el mismo mensaje: con tanto dinero en juego, no se puede confiar en nadie.

Fecha de estreno:

2014